sábado, 21 de enero de 2017

¿Ayuda la caza a conservar la naturaleza?


Por CÉSAR-JAVIER PALACIOS
13 de enero de 2017

La ONG conservacionista SEO/BirdLife acaba de abrir un proceso participativo para fijar su posición en torno a la caza y, en especial, sobre su afección a la conservación de la naturaleza. El proceso está abierto a la participación de toda la ciudadanía en su primera etapa con el objeto de abrir un debate que, hasta el momento, la sociedad española no ha abordado.

Como base inicial un comité científico, compuesto por 12 ornitólogos de referencia, ha elaborado un documento sobre la compatibilidad de la caza con la conservación de la naturaleza para aportar información técnica de calidad al proceso. ¿Y qué opinan los expertos? Os lo adelanto: que la caza, tal y como se practica en la actualidad en España, es incompatible con la conservación de los recursos naturales. Por si había dudas.

Un proceso organizado en varias fases

Con este proceso participativo, que cuenta con cuatro fases y que culminará a finales de 2017, SEO/BirdLife se convierte en la primera organización considerada de utilidad pública por el Ministerio del Interior en iniciar un proceso participativo en torno a la actividad cinegética.

La primera de las fases del proceso, abierta a la ciudadanía, ya está en marcha. Se trata de un barómetro de opinión sobre cuestiones relacionadas con la caza y la conservación de aves y de sus hábitats que permitirá determinar cuál es la percepción social sobre las actividades cinegéticas. No es, por tanto, una votación o un referéndum sino una herramienta que fijará los elementos clave para abrir el posterior diálogo y la reflexión.

En los sucesivos meses, y una vez analizados los datos del sondeo de opinión, el proceso participativo convocará a los socios de la ONG a talleres de debate en diferentes puntos de España y, finalmente, a una jornada deliberativa en Madrid, complementada con una recogida de aportaciones on-line. Todo ello, permitirá elaborar un documento final que será sometido a votación la Asamblea General de SEO/BirdLife de 2017, que se celebrará a finales de año.

«Después de décadas de trabajo en favor de la conservación de la naturaleza y dialogando con todos los sectores, es el momento de dar un paso hacia adelante. Fuimos la primera organización ambiental de España y ahora somos los primeros en abrir el debate en la sociedad sobre la caza», explica la directora ejecutiva de SEO/BirdLife, Asunción Ruiz.

«Un proceso de estas características requiere reflexión e información y esto se traduce en tiempo, en la apertura de espacios para de diálogo y en documentos que ayuden a la toma de decisiones. Como ya hicimos a la hora de adoptar nuestra posición en torno al modelo energético, SEO/BirdLife aborda este camino con el ánimo de alcanzar el mayor consenso posible», añade.

«De este proceso saldrán dos cosas: un análisis sobre cuál es la percepción social en torno a la caza y, lo más importante, un documento que explique claramente y de forma razonada el posicionamiento de SEO/BirdLife sobre la caza. Este documento se irá construyendo con las aportaciones de los socios en las diferentes etapas del proceso participativo», explica el vocal de la Junta Directiva designado para el proceso, Andrés Barbosa.

Sin argumentos científicos para defender la caza

SEO/BirdLife es también una sociedad científica y, como tal, cuenta con un comité compuesto por 12 ornitólogos de prestigio internacional que asesoran a la organización en materia de seguimiento, investigación y conservación.

Desde su fundación en 1954, la ONG ha fundamentado todas sus acciones en la mejor información científica disponible. Esta premisa también se ha aplicado al nuevo proceso participativo y, a tal efecto, los integrantes del comité científico —investigadores de diversas universidades españolas y centros del CSIC, han elaborado un documento sobre la compatibilidad de la caza con la conservación, en colaboración con otros expertos en gestión cinegética y de poblaciones silvestres explotadas.

El documento indica que la caza no es compatible con la conservación de los recursos naturales cuando no se basa en una explotación sostenible de las poblaciones silvestres y de sus hábitats. A su vez, la explotación no es sostenible cuando produce daños irreversibles en las poblaciones explotadas, cuando provoca daños en las poblaciones de especies no cinegéticas o cuando utiliza métodos ilegales aplicados fuera de las temporadas permitidas. Atendiendo a la información disponible, los científicos concluyen que en la actualidad estas condiciones no se cumplen, en general, en España, a pesar de que la legislación lo exige.

El documento elaborado por el comité pretende aportar información en forma de condiciones generales y específicas de compatibilidad, grado de cumplimiento actual y alternativas de mejora. A lo largo del proceso participativo se recogerán las diferentes visiones y aportaciones sobre el tema, que sin duda contribuirán a enriquecer esta información.

El documento íntegro del comité científico está disponible en este enlace.

La web para participar en el proceso participativo es http://www.seo.org/proceso-participativo/

Más información sobre el proceso participativo, en este enlace.

LA CRÓNICA VERDE