jueves, 31 de julio de 2008

¿Algún parecido...?

Simplemente demencial...


No hay más palabras.

«Sagra dei serpenti»


Hay un curioso ritual cristiano, de origen pagano, en dos pueblos de la Italia Central (región de los Abruzzos): en Cocullo, el primer jueves de mayo, y en Pretoro, el primer domingo del mismo mes. Lo conmemoran en honor del abad Domenico de Sora, anacoreta de entre los siglos X y XI y fundador de varios monasterios benedictinos y eremitorios, al que le atribuyen inmunización contra la mordedura de las serpientes venenosas como las víboras. Aunque en este caso utilizan una especie inocua y de fácil trato como la culebra de cuatro rayas (Elaphe quatuorlineata) ─la mayor de las serpientes europeas que supera fácilmente los dos metros de largo─. También se suelen capturar para la ceremonia culebras de Esculapio (Elaphe longissima), culebras verdiamarillas (Coluber viridiflavus) y, raras veces, culebras acuáticas de collar (Natrix natrix) y culebras lisas europeas (Coronella austriaca). Estos inofensivos ofidios son capturados previamente para la procesión, con los cuales suelen cubrir la efigie del santo y portar los creyentes. Debe tener su origen en el culto a la diosa Anguicia del antiguo pueblo itálico de los marsos, quienes veneraban a las serpientes. Al final del acto religioso los «serparios» o culebreros las vuelven a soltar.


Más sobre el revolucionario ucraniano

Ya que el compañero Rado nos ha recordado a Nestor Majno, pues... no me quedo atrás. He aquí un texto leído de él.

miércoles, 30 de julio de 2008

Manos Limpias... pero sucias

Echad un vistazo a ésto:

http://madrid.indymedia.org/newswire/display/8459/index.php

Nestor Majno, un campesino de Ucrania


             Buscando en la Wikipedia, he encontrado este documental.
              Que lo disfrutéis.



lunes, 28 de julio de 2008

Aniversario secuestro «El Jueves»

Hace un año, aproximadamente, fue censurada y secuestrada una edición de la revista El Jueves, por orden judicial, por satirizar con parte de la familia real (los Principes de Asturias). Así lo conmemoran los de esta publicación...

domingo, 20 de julio de 2008

75º aniversario del Concordato Imperial

Hoy 20 de julio se cumple el septuagésimo quinto aniversario de la firma del Concordato entre la Santa Sede y el Tercer Reich alemán, Hitler y Pio XI. Por parte de El Vaticano lo hacía el cardenal Pacelli (futuro Pio XII y reconocido anticomunista) y por la alemana era el vicecanciller Von Papen (quien apoyo el ascenso al poder de Hitler meses antes y declarado católico), como se ve en la foto.

Este acuerdo supuso el reconocimiento del régimen nazi por la Iglesia católica (con algunas excepciones minoritarias) e incluso su subordinación, como el del Artículo 16 en el que los obispos y arzobispos alemanes tenían que prestar juramento de fidelidad al Tercer Reich. También es conocida la pasividad que mantuvo ante el Holocausto el cardenal Pacelli cuando ya era Papa durante los años de la Segunda Guerra Mundial.

Más tarde el clero se justificó aduciendo que fueron engañados por los nazis... ¡Qué hipócritas! Sí llevan casi dos milenios abrazados al Poder y se las conocen todas, los muy pícaros.

sábado, 19 de julio de 2008

¡Adios a LA CLAVE!

Este viernes, 18 de julio de 2008, ha salido el último número (379) de la revista La Clave. Tras siete años en los quioscos, se cierra este semanario dirigido por José Luis Balbín, heredero del programa de televisión con el mismo nombre, por problemas económicos. Es, o era, una de las publicaciones más respetables de estos últimos años, aunque estuviese dentro de los márgenes de lo políticamente correcto y no se identificase con propaganda de sectores alternativos o radicales, mantuvo siempre una cierta independencia de los partidos políticos mayoritarios y otras instituciones. Su lema era: «Ni neutrales ni sectarios».

Yo, personalmente, la echaré de menos, puesto que de ella recogí varias veces información: como la del artículo que puse de Heleno Saña, en abril, o el de la financiación de la Iglesia española que escribí en marzo. La revista tuvo realmente poca publicidad por los medios (que de otras estupideces sí que se preocupan), y prácticamente era desconocida por la mayoría.

¡Adios! Mejor dicho... ¡Hasta pronto!

Pensamiento contagioso

Sir James Frazer, en su clásico texto sobre magia y religión [La rama dorada], describe varios tipos de pensamiento mágico. Uno de los fundamentales es la «ley del contagio». Según la teoría, una vez que un objeto ha estado en contacto con una persona, el objeto de alguna manera posee la «esencia» de ese individuo. En ciertos rituales mágicos, cuando alguien trata de hechizar a otro, tratará de obtener cabellos o recortes de uñas de su potencial víctima y utilizarlos para ejercer algún tipo de influencia (generalmente negativa) sobre ella.

El psicólogo Paul Rozin y sus colegas de la Universidad de Pensilvania quisieron saber si esta forma de pensar aún estaba vigente en la sociedad occidental moderna, y si acaso servía de sustento a cierta clase de prejuicios y de irracionalidad. Para averiguarlo, realizaron una serie de experimentos inusitados pero esclarecedores. Los investigadores les pidieron a los participantes:

«Indique cómo se sentiría usando un bonito y suave jersey azul, grande y voluminoso, modelo unisex. Se lavó hace unos pocos días, pero es nuevo, nunca ha sido usado ni es propiedad de persona alguna.»

Como era de esperar, las personas consultadas dijeron que no tendrían ningún problema en ponerse ese jersey. Posteriormente, los investigadores les pidieron que imaginasen que la prenda había sido utilizada por alguien que había contraído el SIDA debido a una transfusión de sangre. Les dijeron que el jersey había sido lavado pocos días atrás y que la persona con SIDA lo había usado apenas treinta minutos, pero entonces la gente ya no quiso usarlo. A pesar de que sabían que no había ningún riesgo de higiene ni de salud, la teoría supersticiosa del contagio entró en juego y ya no desearon ponérselo. Rozin y sus colegas variaron las características de los imaginarios dueños del jersey y descubrieron que la idea de que hubiese pertenecido a alguien que personificaba la maldad, tal como un asesino en serie o un líder fanático, provocaba un rechazo aún mayor en las personas. De hecho, los resultados de Rozin revelaron que la gente se pondría un jersey sin lavar que hubiese caído sobre heces de perro (dando lugar a una genuina preocupación por la salud), antes que una prenda lavada que alguna vez perteneció a un asesino en serie.

jueves, 17 de julio de 2008

Los invisibles


Por LUIS MUIÑO

Es más fácil amar a la humanidad en general que al vecino.
E. Hoffer

La espalda del mundo, película documental dirigida por Javier Corcuera, nos ofrece una visión de aquella gente que, habitualmente, no suele aparecer en las pantallas. Un niño peruano que pica piedras para ganarse la vida; un refugiado kurdo obligado a vivir en Suecia; un condenado a muerte cuya ejecución ha sido aplazada en numerosas ocasiones pero que sigue esperando en un pasillo de la muerte de EE.UU… Son la espalda del mundo, son los excluidos a los que nadie ve.

Todos sabemos que el sufrimiento humano engendrado por otros seres humanos tiene más que ver con la indiferencia de muchos que con la maldad de unos pocos. Y la psicología ha intentado estudiar a qué se debe este fenómeno de invisibilidad de la exclusión social. Por una parte, se ha comprobado la influencia del llamado efecto del espectador: cuando hay muchas personas que presencian una situación injusta, la responsabilidad de pasar a la acción se diluye entre todos y nadie actúa.

Por otra parte, se produce un fenómeno que tiene que ver con la capacidad de concentrarnos en ese momento en la situación de la víctima. Un irónico experimento realizado por los psicólogos Darley y Batson (1973), demostraba que, aunque creamos en la ayuda a un nivel teórico y estemos dispuestos a dar una conferencia sobre el tema, podemos no echar una mano a alguien si tenemos prisa… por dar esa conferencia. La investigación se realizó con estudiantes del Seminario Teológico de la Universidad de Princeton. A estos futuros sacerdotes se les pidió que dieran una charla sobre la parábola del buen samaritano. Ellos estuvieron un rato ordenando sus ideas y pensando sobre el tema en una sala, y luego se les dijo que se encaminasen al estudio de grabación situado en otro edificio. A algunos estudiantes se les advirtió que fueran rápidamente, porque la charla tenía que empezar pronto. A otros se les dijo que tenían mucho más tiempo. Por el camino, los estudiantes se encontraron con un hombre caído en el umbral de una puerta, gimiendo lastimeramente y tosiendo. Pues bien: cuando el estudiante era de los que tenían tiempo para ir a grabar, casi siempre se paraba a prestar ayuda. Pero cuando el estudiante era de los que tenían prisa, sólo un 10 por 100 se detenía a echar una mano. Irónicamente, el experimento demostraba que, a veces, no vemos a aquellos que necesitan ayuda… porque estamos demasiado concentrados en la charla que vamos a dar sobre la importancia de ayudar al prójimo. La espalda del mundo puede ser invisible incluso para aquellos que hablamos sobre ella.

martes, 15 de julio de 2008

Ana-Manuel y Víctor-Belén cantan «A las barricadas»

¡No son ellos, pero como si lo fueran! Aquí os pongo un video musical del himno revolucionario y anarcosindicalista «A las barricadas», interpretada (se dice) por estos dos destacados componentes de la SGAE, «Ana-Manuel» y «Víctor-Belén» (Ana Belén y Víctor Manuel).



Además de este enlace a la canción que dedicó a Franco, este «progresista de salón».

viernes, 11 de julio de 2008

Ni patrias, ni razas, ni desigualdad social

Buscando en el baúl de los recuerdos, encontré un número del Boletín Informativo y de Opinión de las Juventudes Libertarias de Valladolid, EN LA LÍNEA DEL FRENTE, de mayo de 1993. Aquí os lo pongo:

La especie humana Homo sapiens, que ha ocupado todos los continentes del planeta, ha adquirido una tal diversidad, desde el punto de vista morfológico —de tonalidades en el color de piel, pelo y ojos—, que ha conducido a una mala discriminación de los diversos grupos humanos en «razas puras», las cuales, desde un punto de vista biológico no tienen fundamento y carecen de sentido. Esta idea errónea es utilizada por diferentes grupos de tendencias racistas y chovinistas.

A lo largo de los milenios, la humanidad se ha entremezclado genética y culturalmente, produciendo un mestizaje genético y cultural (étnico). Al adaptarse los diferentes pueblos humanos a diversos ecosistemas, es claro comprender la multiplicidad de colores y hábitos. Pero, contrario a los postulados fascistas que intentan separar a las gentes en «patrias» y «razas», los diferentes pueblos y etnias siempre han estado en intacto unos con otros, impidiendo el aislamiento y la creación de supuestas razas, concepto que más que taxonómico es de conveniencia e ideológico adaptado a unos prejuicios. Qué absurdos e ignorantes son esos serbios que practican la limpieza étnica, ¿cuántos de ellos deberán tener en sus venas sangre turca, croata o de otra más? O que decir de los descerebrados nazis alemanes que defienden una superioridad de lo germánico sobre los demás pueblos, ¿qué sería de ellos sin las influencias de sus vecinos europeos y otros? Pues sólo son unos bárbaros «bebedores de cerveza». Y qué decir de los blancos afrikaners de Sudáfrica que han explotado y marginado a la población negra.

¡Que no! Que defender la pureza racial no tiene fundamento en individuos con cerebro. La variedad genética que hay entre un europeo blanco con un africano negro, no es mayor que la que podemos tener cada uno de nosotros con nuestro vecino de piso.

Todos los seres humanos pertenecemos a una misma especie biológica (Homo sapiens). Pero no, el nacionalismo como el racismo intentan legitimar las desigualdades entre los seres humanos, a un nivel intra e intergrupal. Es obvio que estas ideas justifican la existencia de fronteras, las cuales separan a la humanidad en estados con sus dirigentes y clases sociales. Ricos y pobres, los ricos en minoría y viviendo con privilegios de los que carecen los pobres. Dentro de las fronteras del mismo Estado hay una masa de gente que está sometida a los dictámenes de los privilegiados que detentan el poder, sea dictatorial o democrático. Y entre los mismos estados hay desigualdades, en unos la riqueza se concentra y en los otros imperan las carencias, véase a lo que se llama el «Norte» rico y el «Sur» pobre. Un «Norte» que obtiene su riqueza despojando al «Sur». ¿Acaso —y ese es el problema— no reconocen los ricos que su nivel de vida es debido a la pobreza de muchos? ¿Dónde está la supuesta solidaridad y fraternidad que tanto se predica entre los países ricos? Éstos, los cuales están reforzando sus fronteras para impedir el avance de una masa hambrienta de gentes del «Sur», son los primeros en crear unas Leyes de Mercado a través del Fondo Monetario Internacional que supuestamente intentan ayudar a esos países, arruinándolos más poco a poco y así enriquecerse. Los ricos más ricos y los pobres más pobres, esto no hace falta más que mirar a nuestro alrededor y verlo: coches, motos, televisiones y otras cosas superfluas en el «Norte», y hambrunas y epidemias en el «Sur».

También entre los habitantes del «Norte» hay desigualdades sociales, sólo que las intentan disimular con mayores «tajadas de pastel», por estar más próximos a los ricos. Ricos que engatusan a sus conciudadanos más pobres a través de ideologías conservadoras y patrióticas, para que les defiendan sus propiedades de los desalmados inmigrantes del «Sur» y darles unos trozos apetecidos de sus riquezas.

Los medios de formación de masas (prensa, radio, TV, ...) controlados por los poderosos y ricos, que hipócritamente aparentan dar una imagen de tolerancia hacia los inmigrantes y demás minorías, y que a la vez no hacen más que incrementar el miedo a lo extranjero con series televisivas, noticias y alguna que otra película fascista (drogas, violaciones, ...) con la imagen del «buen ciudadano» al lado de la Ley, ocultan las causas de la crisis económica y el paro, para entretener a la gente, y desviarles la atención hacía la «problemática» de los inmigrantes.

El sistema capitalista está preparado y planificado de esta manera, es el principal responsable de la situación del paro, para así obtener mano de obra en la reserva y frenar las exigencias de mejorías sociales de los trabajadores, creando así la competencia económica entre las clases bajas y salvaguardar el Orden establecido: los privilegios de los ricos. ¿Acaso no es lógico pensar que la única salida es eliminar el sistema de clases sociales? Y no hagáis caso a las estupideces de nacionalistas y racistas.

¡NI PAZ ENTRE CLASES! ¡NI GUERRA ENTRE PUEBLOS!

DESPERTAR LIBERTARIO (FIJL), 1993.